Las fases de la innovación

Fuente: http://www.comercionista.com

La innovación no es algo que incurre de forma automática y debe formar parte de la empresa mediante un proceso bien definido. Una división frecuente del proceso de innovación pasa por las siguientes fases:

  1. IdeaLa innovación siempre empieza con una idea.

    Un ejercicio práctico para fomentar la innovación dentro de tu empresa puede ser incentivar a los empleados a que realicen ideas de mejora. Normalmente, quien trabaja es quien sabe los problemas y los errores de los procesos, de ahí que se pueda incentivar y premiar a aquellos trabajadores que sugieran buenas ideas de mejoras.

    Otro modo fácil y útil de fomentar el intercambio de ideas en las pequeñas empresas es intentar conseguir un feed-back por parte de nuestros clientes. Hoy en día vivimos en una sociedad altamente competitiva y nuestros clientes saben bien lo que quieren. Pedirles su opinión acerca de productos, de servicios pueden ayudarnos a implantar ideas novedosas y a mejorar la comunicación con ellos.

    Es importante que todas estas ideas y sugerencias se centralicen en un único departamento o bajo una misma persona. Así, habrá más control y más garantías que las ideas se conviertan en innovaciones.

  2. Concepción
    En esta fase se discuten las ideas y se seleccionan aquellas que  pueden suponer una mejora real. Posteriormente, se elaboran y concretan las ideas buenas y se discute sobre la forma y las implicaciones. Es importante que en esta fase participen personas de todas las jerarquías, ya que aportarán una visión sobre el cambio desde diferentes puntos de vista y actuación.
  3. Viabilidad
    Esta fase consiste en hacer un estudio profundo sobre todas las implicaciones de la idea: si esta idea concorda o no con la estrategia de negocio, se calcula también las implicaciones financieras, los posibles cambios que supone su implicación dentro de la organización, producción etc. Tras este estudio se sopesará si lleva a cabo o no.
  4. Realización
    En esta fase se realiza la idea nueva con todas sus implicaciones. Serán involucrados todos los departamentos y personas afectados y es importante trabajar según un plan de proyecto bien definido. Lo primero es informar y formar a todas las personas implicadas, explicar bien en qué consiste el cambio y para qué se realiza. Recordad, todo cambio se acepta mejor cuando es progresivo.También es importante ofrecer todos los materiales y facilidades para que el nuevo cambio se lleve a cabo. Elabora una lista donde aparezca todo lo que se necesita detalladamente.
  5. Introducción
    El lanzamiento de una idea  es muy importante, ya que determina el éxito del nuevo concepto. No sólo debe informarse a todos y cada uno de nuestros empleados, sino asegúrate también que nuestros clientes están informados de estos cambios. Posteriormente,  evalúa los resultados. Posiblemente al inicio será necesario ajustar o reajustar el concepto.
Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en 1 EL EMPRENDEDOR Y LA IDEA. Guarda el enlace permanente.